Las chinches de cama, una plaga que se extiende cada vez más por toda España

Presentación oficial de AESAM (Asociación Empresarial de Sanidad Ambiental de la Comunidad de Madrid)
18 febrero, 2013
Mostrar todo

Las chinches de cama, una plaga que se extiende cada vez más por toda España

El incremento en la demanda de servicios de control de chinches de cama en los últimos cinco años confirma la expansión de esta plaga, que se consideraba erradicada en España, según ha asegurado la Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas.

“Se ha detectado un aumento del 70% en este tipo de servicios” ha asegurado la directora general de la Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas (Anecpla), Milagros Fernández de Lezeta.

Esta es una de las conclusiones del estudio que se ha elaborado junto a la Universidad Autónoma de Madrid y que se ha presentado esta mañana en la segunda jornada de la feria profesional Expocida Iberia 2012, que reúne a las empresas del sector del control de plagas.

Los primeros brotes de esta plaga se detectaron hace varios años en las áreas del camino de Santiago y en la Costa del Sol, zonas dónde el tránsito de viajeros es muy alto.

‘Muy difícil’ de controlar

Sin embargo, Fernández de Lezeta ha añadido que en estos momentos ya se encuentran en todas las regiones y que es un problema generalizado en España.

En el caso de las chinches de cama, la directora general considera que es una especie “muy difícil” de controlar porque se puede expandir “muy fácilmente”. Por este motivo se ha tomado como referencia el incremento en el número de servicios del control de plagas, ya que no hay instrumentos reglados para contabilizar su número.

Para Fernández de Lezeta es necesario concienciar a la población y a las autoridades porque las especies no entienden de fronteras geográficas y es importante evitar que sigan su desarrollo por el territorio.

La presencia de chinches no está vinculado con la suciedad ni la falta de higiene en los hogares porque son insectos que buscan la sangre y“simplemente necesitan un mamífero del que alimentarse”, ha explicado Fernández de Lezeta.

Especies invasoras

Ésta y otras especies invasoras, como el mosquito tigre o las cucarachas americanas, demuestran que los insectos modifican sus hábitats a causa del cambio climático.

La globalización y el intercambio de mercancías son otras de las causas que han propiciado la aparición de estas especies invasoras que se han convertido en plagas, ha concretado el presidente de ANECPLA, Pedro de Orueta.

A pesar del aumento de la presencia de las chinches de cama, de Orueta ha recordado que las principales plagas urbanas siguen siendo las cucarachas, los roedores y las termitas.

La chinche de cama (‘cimex lectularius’) es un insecto nocturno que chupa la sangre humana taladrando la piel con picaduras irritantes. Esta especie no transmite ninguna enfermedad, pero sus picaduras provocan incomodidad o insomnio, y se consideraba prácticamente erradicada en el continente europeo desde la II Guerra Mundial.