ANIDAD AMBENTAL EDIFICIOS PUBLICOS

Guía de Gestión de la Sanidad Ambiental en Edificios de uso Público

Desde comienzos de la década de los setenta se ha detectado en todo el mundo desarrollado un pronunciado incremento en la incidencia de patologías estrechamente vinculadas a diferentes situaciones que concurren en el interior de los edificios, (alergias, intoxicaciones, etc.), precisándose modelos de gestión de riesgos que frenen la tendencia al aumento de estas patologías.

En la Comunidad de Madrid, cuya economía se basa predominantemente en el sector de los servicios: administración, comercio, cultura, ocio, etc; esta necesidad es de primer orden. Como novedad, la presente guía aporta un modelo de Gestión Integral de la Sanidad Ambiental. Dicho modelo implica la implantación de los procedimientos necesarios para la prevención y el control de los riesgos sanitario-ambientales: Calidad del Aire Interior, Agua Potable, Control de Legionella, Seguridad Química, Piscinas etc; armonizando criterios de gestión de riesgos y estrategias de vigilancia, es decir, promover ambientes “saludables” mediante procedimientos de gestión y auditoría y planes de autocontrol en todas las fases de diseño, mantenimiento y control del edificio.

El documento contribuye a la sensibilización, la capacitación y la promoción desde el punto de vista sanitario de las personas que día a día trabajan en la gestión y mantenimiento de los edificios de pública concurrencia.

La calidad del ambiente interior de los edificios y viviendas donde transcurre la mayor parte de nuestra vida, es un factor determinante de la salud de los ocupantes. Hipócrates, 2.500 años atrás, señaló que el aire corrompido es una de las causas externas o factores de riesgo de enfermar.

A raíz de los importantes cambios sociales acaecidos en las últimas décadas, respecto a estilos de vida, formas de edificación herméticas, sofisticada tecnología y equipamiento, etc., se ha constatado un aumento considerable a la exposición a contaminantes ambientales de origen interior (biológicos, químicos y físicos), cuya repercusión más manifiesta es la de un incremento notable de algunas afecciones respiratorias como son el asma y la alergia, sobre todo en población infantil y otras personas inmunodeprimidas del mundo desarrollado.

Al igual que con otras fuentes y tipos de contaminación, la mejor manera de controlar estos problemas de salud es mediante la adopción de medidas preventivas, por ello esta Guía de Gestión, facilita la labor de los administradores y profesionales del área de la salud ambiental, que tienen por misión la gestión, diseño, construcción e inspección de edificios públicos.