cucarachas-enfermedades

¿Qué enfermedades pueden transmitir las cucarachas?

 

 

Más allá del impacto desagradable, y por qué no decirlo, repugnante, que puede suponer encontrarse cucarachas en casa, en la oficina o incluso en algún establecimiento cuando estamos de vacaciones, una de las primeras preguntas que nos hacemos es: ¿Qué enfermedades pueden transmitir las cucarachas?

Otras cuestiones para que los usuarios buscan respuestas es si las cucarachas son peligrosas para la salud o cómo pueden infectarnos y provocarnos alguna enfermedad.

A estas preguntas respondemos en Rapid Control a continuación:

Varias son las enfermedades que las cucarachas pueden transmitir a las personas. Vamos a hacer un repaso de algunas de las patologías más comunes que pueden tener los humanos tras el contacto con cucarachas.

Haz click aquí y visita nuestra página de información sobre cómo eliminar cucarachas.

¿Qué enfermedades pueden ocasionar las cucarachas a las personas?

 

Asma

Al igual que hay alergias a miles de cosas, desde alimentos a póles o pelo de animales, algunas personas también pueden sufrir alergia a las cucarachas.

Eso se debe a que las cucarachas tienen determinadas proteínas en sus cuerpos que pueden ser un foco de alérgeno para ciertas personas.

De ese modo, cuando las diminutas partículas del cuerpo de expanden por el aire, las proteínas alérgenas al ser expiradas por las personas alérgicas, pueden producirles una reacción que puede llegar a provocar un ataque de asma en personas especialmente sensibles o con fácil reacción al alérgeno.

 

Cólera

Puede parecer una enfermedad lejana, pero ciertamente el cólera es una enfermedad que está ahí.

La causa del cólera es un tipo de bacteria llamada Vibrio cholerae. Y, precisamente, esta bacteria se encuentra específicamente en las cucarachas.

El cólera que se caracteriza por dolor de estómago y diarrea, se debe a la inflamación del intestino delgado, habitualmente por la contaminación de aguas o alimentos con la bacteria Vibrio cholerae.

Afortunadamente, no todas las personas sufren los síntomas en la misma medida, a unas les afecta más que a otras.

 

Fiebre tifoidea

La Salmonella typhi o la Salmonela paratyphi son el origen de la fiebre tifoidea, otra de las enfermedades que las cucarachas pueden transmitir a los humanos.

Lo más común es que las personas se infecten al beber agua o tomar alimentos a los que hayan llegado, de alguna manera, restos de cucarachas.

Fiebres altas, molestias y dolores, diarrea y cansancio suelen ser los síntomas más comunes.

 

Lepra

¿Suena a enfermedad antigua, verdad? El Mycobacterium leprae que contienen las cucarachas es el transmisor.

Su principal consecuencia son las profundas y complejas llagas en la piel del ser humano que pueden ocasionar terribles desfiguraciones y daños en los nervios de las extremidades, provocando no solo una distorsión de la imagen de la persona, sino también dificultades severas en su día a día.

 

Poliomielitis

Esta enfermedad, más conocida por su nombre abreviado, la polio, afecta especialmente a los niños.

Puede provocar parálisis y dificultades en el crecimiento. Las personas que lo padecen suelen sentir fiebre alta, rigidez en el cuello y parálisis, si el virus llega a invadir el sistema nervioso.

Esta enfermedad infecciosa también se transmite a las personas por un virus presente en las cucarachas.

 

¿Cómo pueden infectar las cucarachas a los humanos?

Las cucarachas suelen transmitir las enfermedades a los humanos no de manera directa; es decir, por ver una cucaracha no hay riesgo de infección.

La transmisión suele producirse cuando las personas entran en contacto con elementos que las cucarachas ya han contaminado, como agua o alimentos, por ejemplo, a través de sus heces, vómitos, salvia, porque han estado en contacto con esos productos.

Y es que las cucarachas transportan virus y bacterias en su camino.

¿Cómo evitar la presencia de cucarachas?

Evitar en los posibles restos de origen orgánico en las zonas donde suelen aparecer, como son las cocinas y los almacenes, reduciendo estos riesgos nos garantizamos que no tengan acceso a fuentes de alimentación.
Es importante depositar los restos orgánicos en recipientes adaptados para esa función y que contengan una tapa de cierre automático.

1.- Higiene: limpieza y desinfección

Es importante mantener las superficies lo más limpias y desinfectadas  posible.

2.- Refugio: reducir las zonas de anidamiento

Es muy importante reducir las zonas de refugio y anidamiento que pueden servir para aumentar la presencia de Cucarachas y su expansión a zonas no tolerables.

3.- Acciones y vigilancia: pequeños tips que puedes usar para evitar su presencia

      • Sellar huecos y hendiduras
      • Colocar burletes en bajo puertas para impedir su acceso desde el exterior
      • Colocar mosquiteras en ventanas
      • Evitar almacenamiento no controlado de género y cartonaje
      • Vigilar y limpiar periódicamente toda la Red de canalización de aguas. Arquetas, sumideros, colectores, bajantes etc.
      • Vigilar sótanos y cámaras y aire, reducir en lo posible las fuentes de humedad.
      • Revisar periódicamente genero y superficies con el fin de identificar restos de heces, mudas, óotecas etc. Lo que nos dará la primera señal de su presencia.

 

Si necesitas más información sobre cómo prevenir y eliminar Cucarachas en tu hogar o negocio de forma racional, sólo tienes que ponerte en contacto con los profesionales de RapidControl, estaremos encantados de ayudarte.

Esperemos que el artículo le sea de utilidad a la hora de elegir a la Empresa de Confianza en el Control Efectivo de Plagas de Cucarachas
#ConsejosRapidControlPlagas